2012 o el año que ( casi ) se nos acabó el mundo

El título de este artículo puede parecer pretencioso o atrevido, pero en realidad no creo que lo sea porque solo hay dos opciones. Que se acabe el mundo el 21/12/2012 o que no lo haga.

Personalmente no creo que se vaya a acabar, pero si lo hace…nadie vendrá a reclamar el título del post.

dos-emisferios

Imágen via Wikimedia Commons

Hablando en serio, la verdad es que el 2012 ha sido un año duro para todos. A no ser que seas dueño o alto directivo de un banco, en cuyo caso encima el estado te ha dado dinero, directa o indirectamente te habrás visto afectado por el nuevo “hombre del saco” : “La Crisis“.

Según dicen los más agoreros, el final del Calendario Maya anuncia el fin del mundo, según otros se trata solo un cambio de era o de modelo en el mundo. Incluso en los últimos días he oído que se trata de que su calendario llega hasta ahí porque después va de nuevo el cero, que simplemente sus periodos de medición eran diferentes.

En cualquier caso, suponiendo incluso que ese fin del calendario tenga realmente algún tipo de significado, la verdad es que hay muchas interpretaciones, pero algo es innegable: 2012 ha sido un año duro.

Como decía ¿quién no se ha visto afectado por la situación actual que de hecho parece haberse acelerado en los últimos meses?. ¿Esto es un augurio del fin del mundo?. Pues en cierto modo sí.

Según dice la RAE una de las acepciones de mundo es el ambiente en el que uno vive o trabaja.

¿Es posible entonces que a mucha gente ya se le haya acabado el mundo?.

Desde luego cuando uno vive una mala situación y cuesta ver la salida , sí que tiene la sensación de que se acaba el mundo. O al menos “su mundo”.

Hemos oído muchas veces que se acaba el mundo tal y como lo conocemos. Sinceramente no sé si se va producir un cambio de modelo a nivel mundial. Personalmente espero que sí pero la verdad, a mi me parece algo muy lejano y demasiado amplio. Miremos un poco más cerca.

Puedo asegurarte, si no lo has vivido ya que cuando uno pasa por ejemplo por la situación de quedarse en paro, sabiendo que no hay puestos libres en su profesión y sin saber hacer ninguna otra cosa, desde luego no es “el fin del mundo”, pero sí que se acaba el mundo “tal y como lo conocías”. Y lo mejor que puedes hacer desde luego no es tratar de repararlo, si sabes que se ha acabado…no intentes arreglarlo. Mira hacia delante.

Qué fácil decirlo ¿no?. Pues no, no es fácil decirlo. ¿Sabes por qué? Porque sé por experiencia que no es fácil tampoco llevarlo a cabo. No se trata de que sea fácil o difícil. No es valentía, se trata de supervivencia.

Como en las películas, si “se acaba el mundo” y sigues vivo…tómalo como un regalo porque has podido sobrevivir, pero nada más. El regalo se acabó aquí porque nadie va a venir a regalarte nada. Igual que el héroe de la película, sal de debajo de la nave espacial estrellada, de dentro del búnker o de donde estuvieses para esquivar la lluvia de asteroides y sal a explorar.

Si abres los ojos y se ha terminado el mundo, no intentes repararlo: construye uno nuevo. Que hoy sea el día 0.

Un gran Maestro Zen decía:

Una mala situación es una buena situación. Una buena situación es una mala situación.

Cuando a uno le va todo bien, generalmente funciona en modo automático porque todo parece que funciona solo. En cambio cuando la tortilla se da la vuelta, tienes muchas oportunidades de despertar, espabilar, aprender, cambiar…Las cosas ya no “van solas”, pero esto te permite abandonar la corriente y tomar las riendas.

Las costumbres del viejo mundo ya no valen, tienes que desecharlas. ¿Lo bueno? Como tienes que construir un nuevo mundo ¿por qué no aprovechas la ocasión para construirlo como a ti te gustaría que fuera?. No va a ser fácil, pero es posible, créeme.

Si se toma una fuerte determinación y la dirección es clara, tienes muchísimas posibilidades de salirte con la tuya. Debes tener el firme propósito de recorrer el camino hacia el lugar al que has decidido dirigirte.

Como el héroe de la peli, solo tienes un coche destrozado, casi nada de comida y encima varias personas a las que guiar hasta un nuevo lugar ¿no?. No parece que haya muchos lugares donde refugiarse ni buscar comida, pero aun así habrá que intentarlo ¿no?. ¿Cual es la otra opción? ¿Quedarse quieto y esperar al siguiente “fin del mundo“?.

Mira, definitivamente vas a tener que aprender a hacer todo de otra manera. No sirven las viejas costumbres, las viejas creencias ni todo lo que dabas por supuesto.

Aprende a hacer cosas nuevas, no dejes a tus amigos pero intenta encontrar también algunos nuevos. Si quieres que en tu vida empiecen a pasar cosas nuevas, introduce cambios. Estás leyendo un Blog ¿no?. Es decir, que sabes un poco de que va esto ¿no?. Genial. Busca en internet a gente que tenga tus intereses.

Te garantizo que en muchos medios como Twitter hay profesionales dispuestos a ayudarte, a aconsejarte. Aprende de qué y cómo lo hacen, pero eso si, aprende , no imites.

Es imprescindible que adquieras nuevos recursos. En internet hay infinidad de lugares donde aprender incluso si no tienes dinero. Incluso uno de los famosos “cursos del paro” en los que no solemos confiar puede dar buenos frutos. Esto también lo sé por experiencia propia.

Recuerda cada mañana cual es el objetivo de todo esto. Mírate al espejo y aunque te veas magullado, sangrando y con la ropa rasgada a lo Bruce Willis ( lo de la clavicie es opcional ), lávate a la cara y parte en una nueva etapa hacia ese Nuevo Mundo.

Y una cosa importante, no te sientas presionado. Date también permiso para estar triste un rato, pero después recuerda que tienes una gran misión: Tienes que reconstruir el mundo. Tu mundo.

Si abres los ojos, se ha acabado tu mundo y sigues vivo, ayer fue el último día, así que hoy solo puede ser el primero. ;)

Te dejo una canción que seguro que te va a dar buenas pistas. Por favor, regálate 5:30 minutos de tu tiempo es escuchar la letra, puede ser un nuevo Mantra para cada mañana.

Aquí la tienes en Grooveshark:

Mi Primer Día by Los Aslándticos on Grooveshark

Y aquí en Youtube:

Y por si ambos medios la borran o pasan a ser de pago, el tema se llama “Mi primer día” y es del grupo Los Aslándticos.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.