Blogueame otra vez

Hay varias razones por las que no blogueo más a menudo, pero la falta de ganas no es una de ellas. Y no, esta no es una de esas típicas entradas en las que uno pide perdón porque no está escribiendo mucho últimamente. De hecho creo que en los meses que van de año ya he escrito más artículos que en todo el tiempo anterior del blog.

Bueno, a lo que iba. El caso es que sí, está claro que no me sobra el tiempo para bloguear, pero no creo que sea el problema principal. Creo que en realidad muchos días podría sacar media horita o veinte minutos para escribir algo, pero me corto de escribir según qué. No por temática o pudor ni nada de eso, es que creo que tengo tendencia a ponerme muy serio cuando escribo y eso me hace desechar ideas. Desecho muchas veces escribir un post que sea muy corto o de un tema quizá más ligero o incluso un formato menos habitual.

Pero lo voy a cambiar. Bloguear me encanta, pero como en todo, para progresar hace falta práctica. Por eso he decidido que voy a trabajar más el músculo del blog. Voy a escribir más a menudo, a veces en formato corto. A veces poco serio y otras en la forma en que lo vengo haciendo. Estoy de hecho preparando un par de series de posts importantes, pero como en la vida, no es buena idea que los temas más profundos te priven de disfrutar la diversión.

Aumentaré la frecuencia y espero que no a costa de reducir la calidad, sea cual sea la que tiene el blog ahora. Espero no convertirme en pesado ni que la cantidad me haga generar peor contenido, no es esa mi idea, sino entrenarme y disfrutar. Quizá pequeñas reflexiones al final del día, quizá relatos cortos, alguna foto con una frase. No lo sé, la verdad. Tengo muchas ideas pero quiero irlas probando y a ver cuales disfruto y cuales se leen.

Pero vamos, se aceptan sugerencias, críticas y opiniones.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.