Como si radical fuese malo por definición

Radical.

Que curioso que una palabra que habla de aquello que es relativo a la raiz se termine utilizando tan a menudo como un calificativo negativo.

Cuantas veces sale de la boca o la pluma de quienes quieren mantener todo como está. Qué facil es decir “radical” para quien no quiere que progreses o que seas más libre o independiente.

No lo veo igual. Es cierto que hay extremismos peligrosos. Pero el problema es que nos intentan hace creer que es la misma cosa y no. Y cuando las cosas no funcionan o hacen daño, hay que cambiarlas de raiz. Hay que ser radical. No creo en el mundo de blancos y negros, de bueno y malo. Así que no creo que ser radical tenga que ser por definición necesariamente algo malo.

Sin radicalidad no habría avance en la ciencia ni en medicina. Sin radicales no habriamos tenido revoluciones. Sin radicalidad nadie arriesgaría, porque estaríamos siempre en el terreno de lo moderado. Que facil es ser gris, no caer en grandes cambios, dejarse llevar por el rebaño y ser uno más. Sin grandes propuestas, sin montar jaleo, sin llamar la atención ni alzar nunca la voz. Es fácil y cómodo no ser radical.

Yo confieso que en muchas cosas soy radical.

Tengo principios muy firmes y claros y soy radical en eso. Están en la raiz de quién soy. Confieso que soy radical en la defensa de los mios y que quiero educar a mis hijos de una forma radicalmente distinta a lo que parece que se está convirtiendo en habitual. Creo que el sistema económico, productivo, de enseñanza o laboral necesitan un cambio radical. No valen más maquillajes.

Descubrir la meditación hace años cambió mi vida radicalmente y fui radical en el hábito de incorporarlo a mi vida. Soy radical con quienes intentan trepar a base de hacer daño. Y cuando empecé a correr, fui radical en mi determinación y conseguí cambiar radicalmente mi estado.

Creo que hay que ser radical con los violentos y destructores. Y necesitamos una manera radicalmente distinta de comunicarnos entre pueblos. Creo que luchar por ser mejores en lugar de competir por ser los mejores haría un cambio radical en el mundo.

Recuerda cuando me leas que radical hace referecia a la raiz. Y si, tengo muchas más cosas en las que creo que soy radical. No quiero ser gris. Quiero ser radicalmente distinto.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.