El supuesto talento oculto

Dicen que todo el mundo puede hacer al menos una cosa de manera sobresaliente. Se supone que todo el mundo tiene algún gran talento, esté más o menos oculto.

Creo que encontrarlo, que en mi caso creo que aún no lo he hecho,debe ser más complicado de lo que parece. ¿Basta con ver lo que se te da mejor? ¿Deberías cruzar esos datos con lo que realmente te puede hacer ganarte la vida?.

Cuando estamos en un mundo y en un momento en que la sinceridad no abunda salvo cuando es muchas veces para herir. Si cuesta encontrar, sin halagos vacíos, quien te diga aquello en lo que ve claro que puedes destacar, ¿cómo encontrar por dónde moverse?.

Ken Robinson habla en su libro El elemento, acerca de la importancia de encontrar el punto donde se cruzan lo que te gusta hacer y te hace feliz y lo que se te da realmente bien. Por lo tanto no se trataría tanto de una habilidad determinada, sino de encontrarla para a su vez poder desarrollarla dentro del campo en el que uno se mueve a gusto. Sería entonces cuando uno se encuentra en su Elemento.

Este libro lo leí hace un par de años y la verdad me ayudó a replantearme ciertas cosas, pero me queda mucho por hacer en este sentido, soy consciente. Por ahora tengo claro que me encanta escribir y comunicar, tratar con personas y transmitirles conocimientos y orientación. Sé que me gusta el trabajo técnico pero que no me veo toda una vida dedicado sólo a programar directamente. Desde ahí, me imagino que me quedan mil cosas por encontrar para ir enfocando el tema y poder encontrar mi elemento.

¿Soy yo o esto es realmente complicado?.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.