Felizmente imperfecto

Hoy estreno dominio y diseño del blog.
Ha pasado un tiempo desde mi último post y han cambiado muchas cosas en mi vida.

En este tiempo he pasado por una neumonía fuerte, un cambio de trabajo, un nuevo tatuaje y un cambios bastante profundos a nivel personal. La experiencia de la carrera y sobre todo los meses para superar los demonios me han convertido en otra persona.
Mi manera de ver las cosas y de afrontar la vida ya no son las mismas pero sobre todo ha cambiado la forma de verme y entenderme a mí mismo.

Y el lanzamiento del blog, así, tal como está a día de hoy es un paso más en sentido. Es hacer borrón y cuenta nueva. Con algo imperfecto pero hecho por y para mí. Algo nuevo, hecho como quiero y que habla más aún de mí.

Imperfecto. Porque he optado por Ghost para publicar, porque creo en la plataforma y en la filosofía del proyecto pero es un sistema que no está aún ni en su versión 1.0.

Imperfecto también porque está alojado por mí, en mi propio servidor. Y yo no soy administrador de sistema, ni mucho menos, así que voy montando y cambiando las cosas como puedo y voy aprendiendo.

Imperfecto porque tampoco soy diseñador y me he atrevido a lanzarme a diseñar un tema personalizado. Le faltan muchas cosas por cambiar, añadir y mejorar, pero me tiene muy ilusionado.

Y feliz, muy feliz y felizmente imperfecto porque a pesar de todas las imperfecciones me he decidido a salir. Una metáfora de una lección de vida. No tiene que estar terminado, no tiene que ser perfecto.

Ninguno lo somos, ninguno lo estamos. Nadie está preparado al cien por cien para vivir. No existe el momento perfecto ni la situación adecuada.

El momento, si quieres hacerlo es ahora. Solo hay que aceptar que no va a salir perfecto. Nada lo es, ninguno lo somos. Pero se puede aprender, mejorar y repetir. Iterar en la vida como iteramos programando.

Yo acepto esa imperfección y me voy a quitar los complejos. La duda y la angustia por no tener todo atado se van fuera.

Me siento feliz de ser imperfecto, así me queda mucho por aprender y mejorar, como a mi blog.

Felicidades, pequeño, gracias por llegar justamente ahora.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.