Sit Down and Shut Up de Brad Warner

Vuelvo a la carga con el repaso de otro libro de Brad Warner. Después de Hardcore Zen, en este caso he terminado de leer Sit Down and Shut Up, una revisión “en clave Brad Warner” de algunas enseñanzas del Maestro Zen Dogen.

Shobogenzo, del Zen de Dogen a Warner

Warner hace una lectura comentada de Shobogenzo (Tesoro del verdadero ojo del Dharma), el conjunto de escritos más importantes de Dogen. Brad es Maestro de la Esceula Soto Zen, fundada por el propio Dogen, pero dado que la distancia entre ellos es de nada menos que siete siglos, el maestro punk se encarga aquí de poner bien al día muchas de las enseñanzas de su antecesor. El texto en el que se basa es traducción al ingles de uno de sus propios maestros, Gudo Nishijima.

Moverse constantemente de un extremo al otro es lo que ha llevado a tu mente y a tu cuerpo al desastre en el que están ahora.

— *Brad Warner, *Sit Down and Shut Up

Como es habitual, el autor no se queda corto reventando mitos ni hablando claro, con títulos radicales de algunos capítulos como “El Buda es aburrido” o tan directos como “Muerte“, deja claras las enseñanzas de Dogen sobre qué es la práctica del Dharma o el eterno planteamiento dentro del budismo sobre vida, muerte y reencarnación.

Para hablar de temas concretos, va repasando partes del texto original, expresando las palabras originales del maestro y comentando después. A mucha gente le encanta el enfoque misterioso de algunos textos Zen, incluso si no entienden una sola palabra de lo que dicen. Les gusta que simplemente suene profundo. Pero el tema es que Warner no deja cabida para eso, porque tras cada texto llega una puesta al día en lenguaje llano, y claro sobre lo que Dogen estaba diciendo, lo que él piensa del tema y en muchas ocasiones, aprovecha para barrer de un escobazo todo el falso misticismo y espiritualidad de escaparate con las que Brad no comulga en absoluto y pueblan muchas publicaciones sobre Zen.

Y lo más curioso es que de los comentarios de Warner se extrae que en realidad el propio Dogen al que hoy podemos vemos como una figura clásica era también un tipo bastante pionero, claro y en cierto modo punk para su momento. En el Shobogenzo, Dogen no se anda tampoco con chiquitas ni rodeos y va directo al grano, algo que parece que con el tiempo se ha ido perdiendo como costumbre y se ha diluido en muchas escuelas en medio de la tradición o el folclore.

Brad-man style

Warner, como ya he comentado es un tipo particular. No solo por ser una figura curiosa como monje Soto y músico punk, sino por su estilo de enseñanza. Es maestro cero ortodoxo, con un sentido del humor ácido y un enfoque de las tradiciones de las escuelas de Zen que seguramente no debe gustar a muchos. Pero no es irrespetuoso ni poco riguroso por ello, no se deja llevar por la parodia.

De hecho el análisis de muchos temas como la muerte, el sexo, dios o el día a día de la práctica son mucho más profundos de lo que se puede extraer de muchos textos de los llamados formales. Solo que lo hace con un tono, vocabulario y actitud que en el fondo demuestran que no hace falta maquillaje ni adornos para una enseñanza clara, directa y profunda.

Pero aburrimiento es de lo que va la vida realmente. Porque si eres una persona sana, la mayoría de tu vida es probablemente bastante aburrida. Pero es solo desde las partes aburridas de tu vida que puedes empezar a ver lo que tu vida es realmente.

— *Brad Warner, *Sit Down and Shut Up

La excusa del viaje

En este libro, el autor se vuelve a servir de nuevo de mucha de su propia vivencia. Pone ejemplos de su propia vida para ilustrar con ejemplos donde en un libro tradicional estarían las historias de monjes o los cuentos misteriosos.

En este caso un viaje a casa con la excusa de la reunión, décadas después, de varios grupos hardcore de la escena de su ciudad natal, incluido el suyo, 0DFx y la grabación de un documental que dé testimonio del evento, sirven de escenario para la road movie zen que lleva al autor a un viaje a su pasado en paralelo al que hace en su propia tradición de enseñanza.

Para quién es este libro

Una vez más, Brad Warner en estado puro. Este libro se lo recomendaría a mucha gente, en realidad a cualquiera que se pregunte acerca del budismo. Creo cada vez más que es mucho más positivo darle a la gente un libro que explique las enseñanzas con palabras claras que algo que le suene “mucho más zen”.

Cuando alguien quiere saber de Zen, quizá un texto que le rompa mitos diciendo que la iluminación no va de flipar en colores ni de no volver a tener problemas o que la vida de un budista no va de ser hippie y decir a todo el mundo que sí para no hacer daño  a nadie no sea lo espera, pero es la verdad y por tanto lo que está pidiendo.

Sit Down and Shut Up, es libro que sin duda voy a volver a leer y que queda para mi como una nueva referencia dentro de las obras que puedo recomendar a quien me pida consejo para saber algo más sobre la carne y el hueso del budismo zen.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.