Son tus datos, ponte en pie. Privacidad en internet.

Los avances de internet y la tecnología nos han pillado por sorpresa.

Redes sociales, compras online, smartphones, servicios basados en geolocalización, empresas que nos lo dan todo hecho solo por rellenar “algunos datos”…un universo de posibilidades que ha llegado tan rápido y deslumbrante, tan lleno de servicios y opciones que no siempre nos hemos parado a pensar en la manera en que lo estamos usando.

Más a menudo de lo que pensamos, vamos por la red regalando alegremente datos que nos pensaríamos mucho dar fuera de internet. La actualidad más reciente ha puesto de manifiesto lo expuestos que estamos a la mala utilización de nuestros datos por parte de terceros.

Pero al contrario de lo que algunos afirman, el problema no es internet. Internet es el medio, un medio fantástico que nos permite interactuar con el mundo de maneras que hace poco eran impensables. El problema es que debemos ser conscientes de que ese medio, es tan real como el mundo físico. Por tanto, debemos despertar y darnos cuenta de que lo que hacemos tiene consecuencias.

Nadie deja el número secreto de su tarjeta de crédito por ahí, ni tira en la calle un papel que contiene todos sus datos personales. Nadie rellena un formulario en la calle otorgando datos demasiado personales, pero no tenemos reparo en el dejar rastro de todo lo que hacemos diseminado por la red.

Muchas veces oigo frases como “A mi me da igual que me espíen, yo no tengo nada que ocultar” o “¿Y para qué van a querer nadie mis datos?”. Bien, en primer lugar tus datos, que a ti pueden parecerte insignificantes, pueden ser de gran utilidad para empresas o gobiernos. ¿Para qué?, fácil. Publicidad, patrones de comportamiento, quizá fraude e incluso en algunos países represiones políticas.

En segundo lugar, se consciente de que quizá los datos que no te importa que se guarden ahora, dejarán de estar a tu alcance y si te importe que se hayan guardado en el futuro.

Regalas tu privacidad en internet por omisión cuando no actúas de manera responsable y permites por tanto que los tomen sin permiso.

Cada día, cuando navegas, cientos de webs recogen información de todo lo haces en internet y comercian con ello. Guardan tus información en sus servidores y tu pierdes el control sobre esos datos. No sabes cuando ni donde están almacenados, donde van a ser enviados, no puedes borrarlos…y la raiz del asunto: ocurre sin tu permiso.

Pero no todo está perdido. No hay que tener miedo. Solo hay que ser adulto, consciente, responsable y tomar partido. Es hora de posicionarse. ¿Quieres que tus datos vuelvan a ser tuyos?.

Mucha más gente de la que crees está velando para que eso no te ocurra. Hay muchas personas que desarrollan software justamente para velar porque puedas protegerte y ser libre en internet.

Puedes instalar Firefox para navegar seguro, por ejemplo. Un navegador desarrollado por Mozilla. Por si no lo sabes, Mozilla es una fundación creada justamente para velar por un internet libre y mejor. Nunca comerciará con tus datos.

Firefox te permite hilar muy fino con las preferencias de tu privacidad al navegar. Incluso puedes indicar a las webs que visitas que no quieres ser rastreado o instalar complementos especializados en seguridad y privacidad.

¿Quieres saber quién tiene acceso a tus datos cuando navegas? Ya no tienes por qué navegar a ciegas. Instala Lightbeam en Firefox y descubre a qué otras paginas están enviando información las web por las que pasas.

Navega tranquilo pero ponte en pie. Tienes derecho a que te respeten en internet.
Dile al mundo que tus datos son tuyos y ayúdanos a mantener internet como un medio libre.

Yo desde luego lo tengo claro. #MisDatosSonMios

Te invito a enviar hoy un Tweet con el hashtag #MisDatosSonMios o una mención a @mozilla_hispano para ayudarnos a hacer conscientes a más usuarios.

Imagen: Creative Commons http://flic.kr/p/inZFbz

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.