Zen en toda la cara

La realidad es todo lo que tienes. Pero aquí está el verdadero secreto, el verdadero milagro: es suficiente.

— Brad Warner, Hardcore Zen: Punk Rock, Monster Movies and the Truth About Reality

Es un clásico que la gente llegue al Zen con una idea muy mística, idealizada o incluso con aires de New Age de lo que espera encontrar. Pero el Zen no le va a dar eso a nadie.

Si practicas el Zen, no lo hagas buscando una filosofía que te dote de excusas para dar más vueltas a las cosas e irte por las ramas en tu manera de ver y explicar el mundo. Si quieres razones complicadas de cómo y por qué son las cosas, si quieres sumergirte en la “masturbación dialéctica” y la auto satisfacción de lo complicado, te llevarás una sorpresa.

Tu propia práctica te dará con el Zen en toda la cara.

Se trata de pura y dura realidad. Puede parecerte pobre, demasiado sencillo o que hay un secreto encerrado detrás de la evidente sencillez pero no. La magia está justo en ver que la realidad es completa tal como es, eres tu quien la está disfrazando de algo que no es suficiente.

El Zen, no va de dar rodeos. El Zen tiene política de “No bullshit”. Te vas a descubrir desmontando tus propias chorradas.

Pablo Bernardo
Pablo Bernardo

Hola, soy Pablo. Soy programador frontend, padre, estudiante de zen y otras cosas. Para saber más, lee algunas entradas.